lunes, 28 de noviembre de 2005

La clave de la libertad es el Perdón.

“Los débiles nunca pueden perdonar, el Perdón es un atributo de los fuertes”
Gandhi.

¡Crees que perdonar es difícil?, pues no buey, muchas personas lo creíamos así porque pensamos en el perdón como un regalo muy chingón que vamos a dar a aquella persona que nos hizo daño. Sin embargo el perdón es un regalo para uno mismo no para el otro.
Mira, disponte a dar el primer paso; estarás de acuerdo conmigo en que cargar con el rencor, cólera, resentimiento ó como quieras llamarle es un desgaste energético. Algunas enfermedades nacen de este tipo de sentimientos (…y no lo digo yo), que terminan produciendo en el organismo sustancias dañinas que afectan nuestra salud y bienestar. Con el Perdón atraes salud, dejas atrás heridas y sentimientos dolorosos, cortando así las cadenas que te hacen daño al mantenerte atado a los demás.
Aquí va lo cabrón, si quieres liberarte de tus losas de amargura e instantáneamente sentir menos agobio, solo tienes que llamar a aquella persona a la que heriste o te daño de alguna manera y pedirle una disculpa.
Sí, dirás; que pinche loco, pero hazlo aunque no fuera culpa tuya. Es necesario de hacer de gala de una gran fuerza de voluntad para perdonar y dejar de lado el hecho de pensar que solo tu tienes la razón, entiende cabrón lo importante en este pedo es no saber quien tiene la razón, sino saber cual es el pinche problema que te mantiene atado a esa persona, la neta esto no es tan difícil, solo tienes que perdonar para sentirte liberado.
Muchos confunden el perdón con alguna de las distorsiones siguientes:

1.- Ocultar los sentimientos:
Colocarte mascaras de tranquilidad cuando tienes sentimientos encontrados que te convierten en un volcan, quieres un ejemplo?, le das los buenos días a tu patrón y en cuanto da la vuelta en cortito le mientas su reputa madre, o no?
2.- Permitir o justificar:
Te rehusas a perdonar para protegerte de ser maltratado otra vez, pero perdonar no es permitir ni convertirte en victima para que otros pasen por encima de ti, al contrario al perdonar consigues imponer tu grandeza que genera respeto; aclaro grandeza no es soberbia amiguito, para mi es humildad y humildad no es sinónimo de humillación; buey.
3.- Adoptar actitud de superioridad:
Si después de hablar con aquella persona y luego haces alarde de tu perdón, ten cuidado, pues es posible que no hayas perdonado sinceramente. El perdón es humilde si se hace de corazón.
4.- Sufrimiento:
Si tu ego aun se siente lastimado, si dices perdonar y aun te causa dolor el recordar lo sucedido, no has perdonado (hipócrita)

Claro esta que cuando llames a esa persona a cuentas solo te limitaras a comentar aquello que te hizo daño, sin culpabilizar ni juzgar.
Ahora, ¡como puedes saber que has perdonado?, simple:
Solo observa la situación otra vez, recuerda a aquella persona que te lastimo, si al hacerlo se remueven en ti otra vez las mismas emociones, lamentablemente no has perdonado.
Se humilde no te duelas por haber perdonado, el perdonar no es más que ver las cosas de otra manera, no juzgar a nadie, después de todo, quién eres tú para juzgar?
Libérate, no hay más, de lo contrario estarás condenado a vivir infeliz y desgraciado.
Ahora que si no me entiendes pues dame tu punto de vista, después de todo yo no soy dueño de la verdad.
BUENAS LUNAS

1 Comentarios:

Blogger moriswarner7096 dijo...

I read over your blog, and i found it inquisitive, you may find My Blog interesting. So please Click Here To Read My Blog

http://pennystockinvestment.blogspot.com

martes, 24 enero, 2006  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal


Click here for Myspace Layouts