domingo, 2 de julio de 2006

...del amor

Un sujeto enamorado que reprimió su amor, me pidió mi opinión del amor y esto le conteste:

Recurrente sueño, aferrado a la esperanza de encontrar el síntoma mágico derivado de extrañar la presencia del ser en cuestión, cuya naturaleza invade frescamente el atardecer cotidiano del pensamiento provocando el despertar del instinto pasional.

Sentimiento efímero que es confundido con el “querer”, cuando de sobra se entiende que el encanto del amor nace cuando la sin razón invade al sentimiento, cuando no se percibe el bien del mal, cuando el mal se siente bien, cuando duele y se disfruta la ausencia de la que se ama, sabiendo que en esencia esta ahí.

Del amor, ¿de quien es el amor?, ¿de quien se enamora uno?, ¿de quien es nuestro pensamiento, nuestro suspiro, nuestro recuerdo, nuestra voz, nuestra cordura, nuestra locura, nuestro sueño, nuestra canción?

¿De quién?, sino de aquella que nos sonroja, que nos seduce con su voz, con su calidez, con su sonrisa, con su hablar sin hablar, con su mirar sin mirar; que nos duerme y nos despierta sin estar; créamelo, de ella es nuestro amor.

¿Y quien es ella?, simple, la que le robo el corazón cuando la miro, la que se llevo el más hermoso verso y no lo escucho, la que llego y nunca lo vio, la que no tiene estrella, teniendo ud. un universo, la que le derriba su esperanza, cuando ud. no lo intento, la que calladamente le sugirió que era tarde y no tenia compañía, la que le demostró que otro fue capaz de regalarle una estrella; sin más; ella es la incrédula que dudó que ud. la amaba, le sugiero que no le vuelva a pasar.
AVA

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal


Click here for Myspace Layouts